Confesiones de una vieja dama indigna PDF/EPUB ¶ una

Confesiones de una vieja dama indigna A lo largo de los ltimos a os, en privado y con la iron a que la caracteriza, Esther Tusquets dec a Acabar siendo una vieja dama indigna, har lo que quiera y dir todo lo que pienso Y, como resultado de esa chocante vocaci n, Tusquets, sin perder nunca la dignidad, ha escrito este libro en el que dice lo que piensa Segunda parte de su exitoso Hab amos ganado la guerra , este es un libro verdaderamente ins lito en nuestra literatura debido a la sinceridad, el desgarro, la osad a y la naturalidad con la autora nos habla de su vida privada, amorosa, social y profesional Desde la poca en que crea Editorial Lumen hasta ahora mismo, cuando a losa os acaba de perder a su ltimo amor, Tusquets narra la vida cultural de Barcelona y Madrid de los a osyLa gauche divine , figuras como, entre otros, Carlos Barral, Oscar Tusquets, Luis G Berlanga, Ana Mar a Matute, Neruda, Carmen Mart n Gaite, Ram n Masats y Cela, pasan por estas p ginas estupendamente retratados, pero tambi n y sobre todo se centra la autora en la rememoraci n de quienes han conformado su vida sentimental, amorosa e incluso cotidiana Todo ello con la sinceridad y pasmosa franqueza que la caracteriza y que, dada la hipocres a imperante en nuestra sociedad, son motivo de esc ndalo y pol mica Una voz descarnada y sincera, tremendamente emotiva y l cida, de una valent a temeraria


10 thoughts on “Confesiones de una vieja dama indigna

  1. Yolanda Sánchez Yolanda Sánchez says:

    Relata con franqueza y simplicidad admirables su experiencia profesional, durante 40 a os dirigi la editorial Lumen, en 1996, vendi a la multinacional Bertelsmann, a trav s de Random House Mondadori, el 80% Se jubil y empieza a escribir sus magn ficos libros Tambi n, surgen sus as, su acercamiento a los escritores como Ana Mar a Matute, Camilo Jos Cela o Umberto Eco, otros profesionales del sector, como Carmen Barcel, Carlos Barrall, y a todos los representa con su grandeza y defect Relata con franqueza y simplicidad admirables su experiencia profesional, durante 40 a os dirigi la editorial Lumen, en 1996, vendi a la multinacional Bertelsmann, a trav s de Random House Mondadori, el 80% Se jubil y empieza a escribir sus magn ficos libros Tambi n, surgen sus as, su acercamiento a los escritores como Ana Mar a Matute, Camilo Jos Cela o Umberto Eco, otros profesionales del sector, como Carmen Barcel, Carlos Barrall, y a todos los representa con su grandeza y defectos Confiesa que es bisexual, su ludopat a, sus relaciones extraconyugales Hace una mirada cr tica de s misma, valiente y desgarradora Lo hace cuando ya poco ten a que perder A los setenta y tres a os muchas cosas han dejado de importarme , declar Tusquets Es un gran libro de memorias y su lectura es enriquecedora


  2. Lambeam Lambeam says:

    The sequel to Habiamos Ganado la Guerra tells the story of how Esther Tusquets made a success of Lumen, the Catalan publisher ofl the early works of Umberto Eco and later works of Garcia Marquez and Vargas Llosa despite being a full fledged member of the sexual revolution of Spain in the seventies How did she find the time An aside I had never heard of Tusquets despite having named a dog Lumen we were looking for an L name and someone happened to be reading one of her books Anyway, Tusquet The sequel to Habiamos Ganado la Guerra tells the story of how Esther Tusquets made a success of Lumen, the Catalan publisher ofl the early works of Umberto Eco and later works of Garcia Marquez and Vargas Llosa despite being a full fledged member of the sexual revolution of Spain in the seventies How did she find the time An aside I had never heard of Tusquets despite having named a dog Lumen we were looking for an L name and someone happened to be reading one of her books Anyway, Tusquets knew everything and everyone her anecdotes throw light on members of the artistocracy and as well as writers and intellectuals You do come away from the book, however, feeling that there is something not quite right about the vieja dama indigna she is a little too much at times


  3. Marisolera Marisolera says:

    Comenc este libro porque guardaba buen recuerdo del anterior, Hab amos ganado la guerra , en el que Esther Tusquets contaba su infancia y adolescencia en la posguerra, vista desde una posici n privilegiada dado su entorno social y cultural Pero esta segunda parte, que retoma la historia donde la dej en el libro anterior, se me ha hecho cansina y no he podido acabar de leerla Es interesante en cuanto a estudio social y cultural de la gauche divine barcelonesa de los sesenta y setenta, pero Comenc este libro porque guardaba buen recuerdo del anterior, Hab amos ganado la guerra , en el que Esther Tusquets contaba su infancia y adolescencia en la posguerra, vista desde una posici n privilegiada dado su entorno social y cultural Pero esta segunda parte, que retoma la historia donde la dej en el libro anterior, se me ha hecho cansina y no he podido acabar de leerla Es interesante en cuanto a estudio social y cultural de la gauche divine barcelonesa de los sesenta y setenta, pero es tan exhaustiva dando nombres que llega a aburrir porque no pasa nada, aunque pasen cosas As que he abandonado su lectura cuando ya hab a le do dos tercios, que ya es bastante Y que hay muchas cosas por leer


  4. Clawdia Clawdia says:

    Adi s Esther, hasta la pr xima.Me gusta leer a esta se ora, aunque sea vieja y, seg n insiste en afirmar, indigna La lectura se convierte en una especie de larga conversaci n de tarde de domingo en su casa, mientras ella pasea por su memoria de joven rebelde de la burgues a catalana y editora curtida en varias batallas Tiene un punto exc ntrico, mezclado con un corte cl sico y un esp ritu vanguardista, en algunos puntos transgresor, pero siempre sincero y directo Sin rodeos, la realidad como Adi s Esther, hasta la pr xima.Me gusta leer a esta se ora, aunque sea vieja y, seg n insiste en afirmar, indigna La lectura se convierte en una especie de larga conversaci n de tarde de domingo en su casa, mientras ella pasea por su memoria de joven rebelde de la burgues a catalana y editora curtida en varias batallas Tiene un punto exc ntrico, mezclado con un corte cl sico y un esp ritu vanguardista, en algunos puntos transgresor, pero siempre sincero y directo Sin rodeos, la realidad como ella la recuerda o le gustar a que hubiese sido


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *